Skitch de Evernote

Anotaciones y dibujos para transmitir mejor tus ideas


Si eres un fanático de Evernote, o sencillamente te has visto en la situación de querer añadir más información a cualquier imagen, fotografía o formato digital, en Skitch vas a encontrar una herramienta perfecta.

[list type=”check”]

  • Captura imágenes propias o de la web o sencillamente capturas de tu escritorio.
  • Dibuja, anota o incorpora formas diversas (flechas, globos, textos).
  • Guárdalo en diversos formatos como un fichero gráfico, o envíalo a través de múltiples vías (redes sociales, correo electrónico, etc.).
  • Se añade automáticamente a una libreta específica de tu Evernote.
  • [/list]

    Características

    [list type=”check”]

  • Gratuito, solo es necesario disponer de una cuenta en Evernote.
  • Multiplataforma, existen versiones para smartphones y tabletas, además de las básicas para ordenadores de sobremesa.
  • Exporta tus imágenes en formatos png, bmp, tif, jpg, pdf, gif.
  • [/list]


    Más información y descarga

    Eliminando grupos de Facebook


    Cómo eliminar grupos en Facebook. Klikak.com

    Eliminando grupos en Facebook

    Uno de los mayores problemas con los que se suelen encontrar los gestores de contenidos en plataformas Facebook es con la eliminación de perfiles. Es frecuente iniciar una presencia en la red con un perfil determinado (individuo, grupo o página) y descubrir después que este no es el más adecuado para nuestros objetivos.

    Este caso se ha dado con frecuencia al equivocar las posibilidades de un grupo y de una página. Recordar ahora tan solo que la única opción que nos permite un acceso universal a nuestros contenidos en Facebook viene de la mano solo de las páginas (fan pages).

    El resto de las opciones (perfiles y grupos) obliga al visitante a disponer de una cuenta en la red.

    Eliminar un grupo

    Bien, supongamos que hemos dado de alta un grupo y ahora queremos eliminarlo. Damos por hecho que tenemos solucionado el tránsito de nuestros contenidos a otra presencia y que de alguna manera hemos comunicado a todos los usuarios y seguidores del grupo este cambio (una de las ventajas de los grupos precisamente está en la facilidad para comunicarse con sus miembros en “bloque”).

    Bien, la eliminación del grupo es sencilla si se conoce el método, de otra forma hay que reconocer que Facebook no nos lo pone fácil:

    1. Eliminar de uno en uno todos los miembros del grupo (acceder a Todos y usar la crucecita de la derecha) hasta que solo quedemos nosotros (como administradores del grupo)
    2. De vuelta en el grupo seleccionar la opción de la derecha Dejar de seguir. Veremos que nos sale una ventana avisándonos de que al abandonar el grupo este se eliminará, ya que no pueden existir grupos sin seguidores.
    3. Ya está.



    Como hemos dicho antes es importante establecer una estrategia con nuestros usuarios y contenidos para que la eliminación de este perfil no suponga ningún contratiempo para nadie.

    Los terrores ortográficos más abundantes

    Correo electrónico, foros, perfiles en redes sociales, blogs. Hoy  todos escribimos mucho, seguramente más que nunca. Los más jóvenes –nativos digitales– ya han decidido que es legítimo despreciar las normas (todas las normas) a favor de la rapidez y la cantidad de lo que se escribe. Pero seguimos siendo muchos los que nos formamos una opinión de alguien desconocido ante su forma de escribir en la red.

    Y esto en el ámbito profesional se hace todavía más evidente. Lo escrito permanece siempre, y en internet siempre lo encuentra alguien usábamos antes como eslogan en Klikak. Y es verdad. De ahí la importancia de poner cuidado en lo que decimos y en cómo lo decimos. Aunque sea en la red.

    A continuación, y pretendiendo darle un toque relajado, vamos a mencionar los errores más habituales que encontramos en post, foros, comentarios, etc. Nos gustaría conocer tu opinión, participa en la votación o comparte con nosotros tus pesadillas ortográficas.
    [poll id=”2″]
    [list type=”delete”]

  • Lo consideramos el indiscutible rey de los horrores: haber por a ver. Incluso hay quien riza el rizo y se atreve con el haver. Y es que hay que reconocer que la expresión viene de maravilla en el entorno: a ver si nos vemos, a ver si acabamos, a ver si me lo pagas de una vez…. Nada que ver con el infinitivo del verbo haber, con múltiples funciones (como auxiliar o incluso como sustantivo) pero difícil de encontrar en un uso común: de haber pescado, pediré pescado, después de haber pedido carne.
  • Un trío fijo. Y es que con el ahí, hay  y ay algunos sufren pesadillas. No se me ocurre mejor forma de explicarlo que recordar las viejas enseñanzas de mi profesor: ahí hay un herido que dice ¡ay!.
  • Un clásico que nunca falla: echar de tirar. Echar a perder tu reputación escribiendo echar con h. Algo puede estar muy hecho y yo echo todo por la ventana si soy muy generoso.
  • Para cerrar volvemos al verbo haber, esta vez contra la preposición a: ha y a. Y es que a veces uno se encuentra esa a con h (quien escribe ha veces) y luego ha sin h (a cometido un grave error).
  • [/list]


    Esta es nuestra propuesta de clasificación ¿y la tuya? Vota en nuestra encuesta informal o participa con tus comentarios.

    Evernote; ahora gestiona tus contactos

    Nunca he podido ocultar mi devoción por Evernote. Lo considero el mejor “todo en uno” del que podemos disponer para infinidad de tareas que nos van surgiendo en el día a día delante del ordenador:

    • almacenar y gestionar notas e información de todo tipo,
    • preparar de manera ordenada cualquier trabajo escrito,
    • gestionar nuestras tareas,



    Todo ello gracias a una aplicación gratuita, multiplataforma y que mantiene todos tus datos sincronizados y accesibles. Ya le dediqué en su día un post con un pequeño vídeo de soporte en el que me atrevía a plantearlo como alternativa a otros soft de pago para escritores.

    Ahora Evernote acaba de presentar, orientado hacia su uso en iPhone, una App que pretende ayudarnos con la gestión de nuestros contactos: Evernote Hello. Yo no lo plantearía como una alternativa a las agendas de contacto que, sobre todo, las aplicaciones de correo nos ofrecen. Es más bien un método para el intercambio de datos de contacto entre dueños de iPhones que tiene mucho de red social.

    ¿Cómo funciona? Pues igual que el ¿antiguo? gesto del intercambio de tarjetas. Nos encontramos con alguien y decidimos permanecer en contacto, nos intercambiamos los móviles e introducimos en Evernote Hello nuestros datos de contacto (especialmente el correo electrónico). Podemos además completar la información con una foto y la localización geográfica. Evernote hará el resto y enviará a nuestro recién conocido toda nuestra filiación de manera automática.  Nosotros observaremos que en la libreta de Evernote que hayamos decidido se han añadido todos los datos  de nuestro nuevo contacto.

    Es evidente, creo, que no lo podemos considerar como una solución definitiva y aplastante para la gestión de contactos. Pero si tenemos en cuenta la capacidad y la posibilidad de vincular la información de esos contacto con otra que ya tenemos en Evernote (tareas, trabajos, proyectos) y en los recursos que nos ofrece para su gestión (etiquetas, categorías, etc.) sí que terminaremos por ver en Evernote Hello un complemento ideal para el trabajo con nuestros colaboradores y amigos.

    Comparte

    Y en la web siempre se encuentra

    Creo sinceramente en eso de que lo escrito permanece siempre. Mi página en Facebook se llama así y me gusta recordárselo a mis clientes añadiendo además la coletilla y además en internet alguien siempre lo encuentra.

    Versión inicial:promesas

    Versión final: realidades

    Si alguien se lo hubiera recordado a los responsables de la estación de esquí de Candanchú es posible que se hubieran evitado algún disgustillo. A mí, como usuario seguro que me lo hubieran evitado.

    La historia es sencilla y con pequeñas variaciones todos las hemos vivido como consumidores de servicios. Compramos un servicio (un abono para acceder a unas pistas de esquí) bajo unas condiciones determinadas.  En este caso lo determinante era que ese abono servía para disfrutar conjuntamente de dos estaciones (Candanchú y Le Somport). Pero  cuando vamos a hacer uso de ellas, donde dije digo digo diego. Que hay que abonar el 50% de una entrada de día (8 euros) porque las condiciones han cambiado. Y así te quedas como un idiota dispuesto, una vez más, a pagar y ser avasallado.

    Salvo que pienses, mi caso, que a estos nadie les ha dicho lo de  además en internet alguien siempre lo encuentra y vayas corriendo a ver qué dice la web de la empresa en su sección tarifas. Y ¡sorpresa! allí aparece bien claro: … los abonos de cada una de las estaciones son validos en ambas…

    El resto de la historia es de final feliz. Visita a la oficina de atención al cliente, reconocimiento de la realidad y la máxima disposición a tratar de reponer el daño causado. En este sentido solo palabras de alabanza a la gestión del error. Pero cuidado, que las palabras se las lleva el viento.



    Evernote, soporte de escritores

    A la hora de afrontar la tarea de preparar un contenido para luego publicarlo disponemos de una batería de opciones en lo que a software se refiere. Inicialmente contamos con toda la serie de procesadores de textos tradicionales (Word, OpenOffice, etc.).
    A un nivel más elaborado existe un rango de programas que se identifican como “soft para escritores”. Son programas que más allá de soportar el texto permiten una serie de operaciones que facilitan la creación y la gestión de los contenidos que vamos creando.
    Estos programas, además de sus características orientadas al procesamiento de textos y la organización de los mismos, cuentan con recursos que ayudan a visualizar conexiones entre los distintos elementos del escrito, manejo de múltiples ventanas, y  uso de comentarios y marcadores.
    En este bloque encontramos referencias muy conocidas como el Storyst o Scrivener para Mac o OmmWriter actualmente válido para plataformas Mac y Windows.
    En cualquier caso hablamos de soluciones de pago (existen otras gratuitas, es verdad) en ocasiones solo con versiones en inglés y con curvas de aprendizaje no siempre cortas.
    Por eso hoy queremos plantear el uso de una herramienta gratuita, con versión en castellano, muy sencilla de usar y que ofrece algunas ventajas que la convierten en una alternativa muy capaz en ese terreno: el popular Evernote.
    Evernote es una aplicación que ayuda a recoger, ordenar y gestionar nuestros apuntes. En base a un sistema de libretas, notas y etiquetas permite que dispongamos de toda esa información lateral que vamos recogiendo por ahí (webs de interés, un cartel que nos gusta, un truco aprendido en una aplicación, una tarea, una dirección…) ordenada y siempre a mano.
    Es esa capacidad de recoger, almacenar, ordenar y mostrar lo que la convierte en una herramienta válida para la preparación de contenidos:

    • permite estructurar nuestro trabajo y ver fácilmente esa estructura.
    • podemos volcar cualquier tipo de contenido; desde texto excrito, cortado de cualquier aplicación, imágenes de pantalla, fotos, webs, etc.
    • su sistema de etiquetas y de búsqueda facilita la localización de información ya volcada.


    Pero sobre todo yo destacaría la sincronización como el elemento más potente que nos brinda Evernote. Como herramienta multiplataforma que es podemos disponer  de ella en cualquier dispositivo con conexión a internet (portátil, smartphone, tablet, etc.) de manera que siempre tendremos a mano nuestro contenido; para añadir cualquier aportación (una foto, una nota de voz…), hacer correcciones, compartir, etc. Bastará con sincronizar luego el resto de dispositivos y ya tendremos actualizada la información.

    En este pequeño vídeo podéis ver algunas de las capacidades descritas.

    Revisiones on-line con Acrobat X

    Adobe Acrobat X

    La última versión del popular Adobe Acrobat es una magnífica herramienta, muchas veces minusvalorada, para la gestión electrónica de documentos .
    Ahora se nos anuncia que cualquier persona que tenga el software gratuito Adobe Reader® 9 o X podrá ver y añadir comentarios en un archivo fácil de manejar.
    Esto supondrá un ahorro de tiempo muy valioso a la hora de recopilar y unificar las respuestas y comentarios que genera la revisión de un documento entre los diversos agentes que intervienen en su publicación. El resultado es una colaboración más fluida que permitirá validar los documentos mucho antes.
    Las revisiones compartidas se gestionan en sólo tres pasos muy sencillos:
    1. Desde la sección Revisar del panel Comentario, se selecciona Enviar para revisión compartida.
    2. Se introduce las direcciones de correo de los participantes, así como su nivel de acceso y un plazo para realizar la revisión.
    3. Durante la revisión, los participantes podrán leer, publicar y utilizar todos los comentarios.