Los terrores ortográficos más abundantes

Correo electrónico, foros, perfiles en redes sociales, blogs. Hoy  todos escribimos mucho, seguramente más que nunca. Los más jóvenes –nativos digitales– ya han decidido que es legítimo despreciar las normas (todas las normas) a favor de la rapidez y la cantidad de lo que se escribe. Pero seguimos siendo muchos los que nos formamos una opinión de alguien desconocido ante su forma de escribir en la red.

Y esto en el ámbito profesional se hace todavía más evidente. Lo escrito permanece siempre, y en internet siempre lo encuentra alguien usábamos antes como eslogan en Klikak. Y es verdad. De ahí la importancia de poner cuidado en lo que decimos y en cómo lo decimos. Aunque sea en la red.

A continuación, y pretendiendo darle un toque relajado, vamos a mencionar los errores más habituales que encontramos en post, foros, comentarios, etc. Nos gustaría conocer tu opinión, participa en la votación o comparte con nosotros tus pesadillas ortográficas.
[poll id=”2″]
[list type=”delete”]

  • Lo consideramos el indiscutible rey de los horrores: haber por a ver. Incluso hay quien riza el rizo y se atreve con el haver. Y es que hay que reconocer que la expresión viene de maravilla en el entorno: a ver si nos vemos, a ver si acabamos, a ver si me lo pagas de una vez…. Nada que ver con el infinitivo del verbo haber, con múltiples funciones (como auxiliar o incluso como sustantivo) pero difícil de encontrar en un uso común: de haber pescado, pediré pescado, después de haber pedido carne.
  • Un trío fijo. Y es que con el ahí, hay  y ay algunos sufren pesadillas. No se me ocurre mejor forma de explicarlo que recordar las viejas enseñanzas de mi profesor: ahí hay un herido que dice ¡ay!.
  • Un clásico que nunca falla: echar de tirar. Echar a perder tu reputación escribiendo echar con h. Algo puede estar muy hecho y yo echo todo por la ventana si soy muy generoso.
  • Para cerrar volvemos al verbo haber, esta vez contra la preposición a: ha y a. Y es que a veces uno se encuentra esa a con h (quien escribe ha veces) y luego ha sin h (a cometido un grave error).
  • [/list]


    Esta es nuestra propuesta de clasificación ¿y la tuya? Vota en nuestra encuesta informal o participa con tus comentarios.

    Facebook: mejora tu presencia

    Tres pasos fundamentales
    Con un adecuado uso de soluciones 2.0 Facebook y su aplicación profesional está llena de oportunidades.
    Primero define tu situación actual. ¿Dispones de algún perfil personal? Decide ya qué grado de relación vas a establecer entre tus posibles presencias en Facebook.
    Mi opinión es que trates de separar al máximo la esfera de lo personal y la profesional. Así que si tienes ya un perfil personal en Facebook hazte con una nueva dirección de correo (gmail por ejemplo) y no establezcas ningún vínculo entre ambas cuentas hasta que no tengas la certeza absoluta de que una conexión entre ambas te puede beneficiar.

    • Todo empieza aquí: http://www.facebook.com/pages/create.php. Usa tu nueva cuenta de correo (en su caso) y tras confirmar en ella la solicitud de alta tendrás que rellenar unos datos básicos respecto a lo que vas a mostrar en la nueva página de Facebook. Todos esos datos son editables en el futuro.
    • Ya dispones de tu página. Facebook por defecto va a insertar un Cómo empezar hasta que piense que tu página dispone de contenido y tráfico suficiente. Los demás usuarios no lo ven.
    • Después de meditarlo bien, es una opción no modificable, dale un nombre a tu página. En otro post explicamos cómo. Si no partes de ningún perfil deberás introducir un número de móvil donde recibirás un SMS con un código. Ya dispones de una página y puedes difundir su dirección www.facebook.com/mipagina.



    Cinco mejoras básicas
    Ya dispones de tu página en Facebook. Posible mejoras en tu página.

    • Añádele una imagen personalizada. Ancho de 180 pixeles. Piensa en un diseño con truco que te permita tener una sección de 50 x 50 pixeles que sea significativa. Ese será el identificativo que aparecerá junto a tus entradas.
    • Añade una aplicación de contacto. En el buscador del propio Facebook introduce Contact Tab.  Te devolverá una aplicación (hay más). Es muy fácil de configurar, tiene una opción (banner content) donde puedes introducir código HTML. Trata de cumplimentar todos los datos (incluido el mapa Google).
    • Si tienes un canal de tu empresa en YouTube buscaahora YouTube for Pages en Facebook. Te devolverá una aplicación que te va a permitir mostrar todos tus vídeos.
    • Ahora nos haremos con una aplicación que nos permita editar FBML. Static Iframe Tab es en diciembre de 2011 una buena solución. Editar FBML significa poder introducir en tu página de Facebook contenidos totalmente a medida; enlaces, imágenes, etc., lo que la coloca al nivel de tu habitual sitio web.
    • Por último decídete cuál de todas tus secciones dentro de Facebook servirá de entrada a tus visitantes (sustituyendo al habitual muro). Vete a Gestionar permisos en la configuración de la página y marca la pestaña correspondiente.



    En un próximo post analizaremos cómo implementar una tienda online totalmente operativa en tu página de Facebook.



    Evernote, soporte de escritores

    A la hora de afrontar la tarea de preparar un contenido para luego publicarlo disponemos de una batería de opciones en lo que a software se refiere. Inicialmente contamos con toda la serie de procesadores de textos tradicionales (Word, OpenOffice, etc.).
    A un nivel más elaborado existe un rango de programas que se identifican como “soft para escritores”. Son programas que más allá de soportar el texto permiten una serie de operaciones que facilitan la creación y la gestión de los contenidos que vamos creando.
    Estos programas, además de sus características orientadas al procesamiento de textos y la organización de los mismos, cuentan con recursos que ayudan a visualizar conexiones entre los distintos elementos del escrito, manejo de múltiples ventanas, y  uso de comentarios y marcadores.
    En este bloque encontramos referencias muy conocidas como el Storyst o Scrivener para Mac o OmmWriter actualmente válido para plataformas Mac y Windows.
    En cualquier caso hablamos de soluciones de pago (existen otras gratuitas, es verdad) en ocasiones solo con versiones en inglés y con curvas de aprendizaje no siempre cortas.
    Por eso hoy queremos plantear el uso de una herramienta gratuita, con versión en castellano, muy sencilla de usar y que ofrece algunas ventajas que la convierten en una alternativa muy capaz en ese terreno: el popular Evernote.
    Evernote es una aplicación que ayuda a recoger, ordenar y gestionar nuestros apuntes. En base a un sistema de libretas, notas y etiquetas permite que dispongamos de toda esa información lateral que vamos recogiendo por ahí (webs de interés, un cartel que nos gusta, un truco aprendido en una aplicación, una tarea, una dirección…) ordenada y siempre a mano.
    Es esa capacidad de recoger, almacenar, ordenar y mostrar lo que la convierte en una herramienta válida para la preparación de contenidos:

    • permite estructurar nuestro trabajo y ver fácilmente esa estructura.
    • podemos volcar cualquier tipo de contenido; desde texto excrito, cortado de cualquier aplicación, imágenes de pantalla, fotos, webs, etc.
    • su sistema de etiquetas y de búsqueda facilita la localización de información ya volcada.


    Pero sobre todo yo destacaría la sincronización como el elemento más potente que nos brinda Evernote. Como herramienta multiplataforma que es podemos disponer  de ella en cualquier dispositivo con conexión a internet (portátil, smartphone, tablet, etc.) de manera que siempre tendremos a mano nuestro contenido; para añadir cualquier aportación (una foto, una nota de voz…), hacer correcciones, compartir, etc. Bastará con sincronizar luego el resto de dispositivos y ya tendremos actualizada la información.

    En este pequeño vídeo podéis ver algunas de las capacidades descritas.

    Un arma cargada de futuro

    Según el ránking oficioso de webs por número de visitas Alexa la página de YouTube  es, a fecha de hoy (noviembre de 2011), la clasificada en tercer lugar detrás de Google y de Facebook . Eso quiere decir algo. Toda la inmensa amalgama de contenidos que se muestran en YouTube tienen un elemento en común; su soporte es el vídeo.

    Existen tres factores que explican el creciente éxito del vídeo como formato para la distribución de contenidos:

    1. La consolidación de las conexiones de banda ancha en todo tipo de dispositivos.
    2. La posibilidad de generar vídeos de una calidad muy considerable y con relativamente escasos requerimientos técnicos.
    3. La difusión de plataformas que permiten la distribución de esos contenidos sin consumo alguno en servidores propios (YouTube, Vimeo, etc.)

     

    Así pues el vídeo se plantea hoy como una alternativa factible, eficaz y económica para trasladar mensajes a la red:

    1. Permite diferenciarse de la competencia (muy pocas compañías emplean el vídeo todavía).
    2. El coste de producción y distribución es relativamente pequeño respecto a otros soportes de contenidos.
    3. Además del contenido que soporta el vídeo es un medio que ya habla de quien lo publica; transmite dinamismo, vanguardia.
    4. Es el mejor sistema para trasmitir determinados mensajes; formas de empleo, instrucciones, etc., convirtiéndose en un valor añadido a sus productos o servicios.
    5. Actualmente su distribución y difusión a través de las redes puede generar un efecto viral que beneficia al resto de presencias en la red.

     

    Las propias plataformas (YouTube, Vimeo, Videoclick) que distribuyen los vídeos se convierten en un perfil más de nuestros elementos sociales. Conviene editar esos elementos comunes (información de la empresa, logotipos, contacto, etc.) para optimizar nuestra presencia y sacar el máximo rendimiento de esos canales.

    Son muchos los tipos de contenidos que podemos volcar en un vídeo en función del objetivo, el destinatario, los medios de los que contamos etc., pero podríamos considerar dos tipologías;

    1. Vídeos demostrativos; instrucciones, demostración de productos, formación, etc.
    2. Vídeos promocionales; de bienvenida, comerciales,  de testimonios, etc.

     

    Contacta conmigo si quieres qué hablamos acerca de las posibilidades de usar el vídeo marketing en tu caso.

    Referencias:

    1. Marketing con redes sociales de Fernando Maciá Domene y Javier Gosende Grela. Anaya Multimedia.
    2. YouTube
    3. Vimeo
    4. Videoclick
    5. Dailymotion

     

    Acceso al canal de Luis Ibergallartu (Klikak) en YouTube

    Amazon pasa de editores

    Esta semana se publicaba una noticia con la intención de Amazon de prescindir de las editoriales y publicar libros por sí misma.

    La noticia ha sido recibida, mayoritariamente, con alegría. Como una contribución a la “democratización” de la cultura: saltarse al editor equivale a evitar a un intermediario, a reducir costes y beneficiar al autor, que ganará más dinero con sus creaciones. El lector, por fin, accederá a las obras por menos dinero. La idea general es ahora los autores no tendrán que buscar una editorial y podrán publicar directamente con los proveedores de contenido.

    Todas estas reflexiones pueden ser ciertas o no tanto. Es lo que tienen las generalidades. El mundo editorial –dicho así, a lo grande– es mucho más amplio y más complejo que todo eso. Nadie habla de dos agentes fundamentales (en muchos casos incluso los mezcla o identifica erróneamente) que intervienen, y de qué manera, en el encarecimiento del producto editorial: el librero y sobre todo el distribuidor.

    Y es que si tenemos que generalizar no podemos cargar todas las culpas contra una figura a quien el negocio y el arte del libro debe tanto;  el editor.

    El editor, como definición, es un individuo que trata de localizar contenidos que interesen a un hipotético público. O incluso trata de dar con autores capaces de generar esos contenidos. En muchas ocasiones se implica con el autor en el hecho creativo o cuando menos trata de dar directrices a éste para que su obra mejore y facilite así su acceso al público.  A partir de ahí y con la obra en la mano, y ya como empresario, valora el riesgo en el que él (y solo él) va a incurrir al reproducir ya industrialmente esos contenidos y colocarlos en un mercado puro y duro. Todo es riesgo, nada es seguro.  El famoso punto  muerto. Luego entran en juego los dos actores que citábamos arriba y que darían para un post completo: el distribuidor y el librero.

    Es evidente que el editor, en general, no está sabiendo reaccionar ante la avalancha de cambios que sufre su entorno. El suelo se le mueve cada día bajo sus pies y trata de buscar su lugar en el nuevo escenario de juego. En el nuevo juego en realidad. Pero el editor no debiera desaparecer en el proceso de publicación de una obra. Por su propio bien pero también por el bien de la calidad de lo que se publica y por el bien desde luego del autor. El autor, es verdad, va a poder publicar todo. Es así, sobre todo si lo paga él. Porque la noticia de Amazon no específica su modelo de negocio y podría ser que (como en plataformas que ya existen) se trate de que actúe como un impresor 2.0 que recibe, vuelca, convierte y espera a que el autor haga de vendedor;

    –que dices que vas a vender 100, primero me los pagas y luego tú mismo,

    –que eres muy moderno y quieres formato digital, estupendo, pero yo quiero mi comisión. Aunque gracias a ti me esté forrando vendiendo el “hard” , la llave de oro que da acceso a este universo plácido y justo.

    Y por fin están las historias, esas que se cuentan en los libros. Algunos pensarán que está muy bien que haya miles, cientos de miles de historias a las que acceder. Pero no nos olvidemos de que siempre ha habido buenas y malas historias.  Historias que han quedado olvidadas para siempre (tal vez porque nadie fue capaz de acabar de leerlas) e historias inolvidables que todos desearíamos volver a leer. Claro que eso al Kindle o al iPad les da igual.