Auditando tu presencia social

Es sorprendente el desconocimiento y la incapacidad que muchas organizaciones tienen sobre recursos que son suyos y que en un momento pueden ser vitales para ellos.
Así pues, antes de iniciar cualquier estrategia en las redes sociales proponemos la siguiente lista de comprobación.

Auditoría de recursos digitales

  • ¿Dispone de dominio (s) propio?
  • ¿Dispone de correo (s) asociado a su dominio?
  • ¿Conoce el detalle de los servicios contratados de registro de nombre, hosting: capacidades, plazos, dominio propietario, etc. ?
  • ¿Dispone de acceso a un panel de control para la gestión de la web y el correo?
  • Si no tiene panel, ¿dispone de algún otro sistema de acceso a su web (FTP, CMS)?
  • ¿Guarda una copia del original de su página web en formato HTML?¿Podría pedírsela a su proveedor?
  • ¿Dispone de acceso a otras cuentas de correo?
  • ¿Dispone de otras presencias en la red: perfiles sociales?
  • ¿Tiene acceso a dichas presencias (usuarios, contraseñas)?
  • ¿Conoce lugares en la web donde se haga referencia a su web (listados,
    asociaciones, publicidad?
  • ¿Dispone de acceso a estadísticas de tráfico web?

Auditoría de contenidos genéricos

  • ¿Dispone de logotipo en formato digital?
  • ¿Dispone de fotografías, vídeos en formato digital.
  • ¿Dispone de textos en formato digital?
  • ¿Dispone de bases de datos de direcciones de correo de clientes?
  • En su caso, ¿dispone de versiones en otros idiomas o recursos propios para
    conseguir traducciones de contenidos?
  • ¿Hace o ha hecho recientemente algún tipo de publicidad en medios offline
    (periódicos, revistas, etc.) u online (banners, enlaces, etc.)?


Eliminando grupos de Facebook


Cómo eliminar grupos en Facebook. Klikak.com

Eliminando grupos en Facebook

Uno de los mayores problemas con los que se suelen encontrar los gestores de contenidos en plataformas Facebook es con la eliminación de perfiles. Es frecuente iniciar una presencia en la red con un perfil determinado (individuo, grupo o página) y descubrir después que este no es el más adecuado para nuestros objetivos.

Este caso se ha dado con frecuencia al equivocar las posibilidades de un grupo y de una página. Recordar ahora tan solo que la única opción que nos permite un acceso universal a nuestros contenidos en Facebook viene de la mano solo de las páginas (fan pages).

El resto de las opciones (perfiles y grupos) obliga al visitante a disponer de una cuenta en la red.

Eliminar un grupo

Bien, supongamos que hemos dado de alta un grupo y ahora queremos eliminarlo. Damos por hecho que tenemos solucionado el tránsito de nuestros contenidos a otra presencia y que de alguna manera hemos comunicado a todos los usuarios y seguidores del grupo este cambio (una de las ventajas de los grupos precisamente está en la facilidad para comunicarse con sus miembros en “bloque”).

Bien, la eliminación del grupo es sencilla si se conoce el método, de otra forma hay que reconocer que Facebook no nos lo pone fácil:

  1. Eliminar de uno en uno todos los miembros del grupo (acceder a Todos y usar la crucecita de la derecha) hasta que solo quedemos nosotros (como administradores del grupo)
  2. De vuelta en el grupo seleccionar la opción de la derecha Dejar de seguir. Veremos que nos sale una ventana avisándonos de que al abandonar el grupo este se eliminará, ya que no pueden existir grupos sin seguidores.
  3. Ya está.



Como hemos dicho antes es importante establecer una estrategia con nuestros usuarios y contenidos para que la eliminación de este perfil no suponga ningún contratiempo para nadie.

Leyes de obligado cumplimiento


conversia consulting group logo

Este artículo se ha elaborado gracias a la colaboración de Conversia Consulting Group, líderes en protección de datos.

En vísperas de la entrada en vigor de la Ley Sinde (ahora denominada Sinde-Wert) queremos recordar otros criterios legales de obligado cumplimiento (leyes) que te pueden afectar si el desarrollo de tu actividad se realiza en la red.
Hay que saber que el desarrollo de cualquier actividad a través de internet obliga a prestar atención a lo exigido en dos leyes fundamentales (con independencia de otras leyes propias de su actividad específica):

  1. La LOPD.
  2. La LSSI-CE.

La LOPD

Afecta especialmente a empresas con un manejo de datos medio alto, pero en muchos de sus aspectos lo hace sobre cualquier tipo de organización e incluso sobre profesionales a título personal. La Ley indica que las empresas deben auditarse en materia de LOPD (Ley Orgánica 15/1999, de 13 de Diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal) cada dos años.

Esta ley obliga a todas las personas, empresas y organismos -tanto privados como públicos que dispongan de datos de carácter personal- a cumplir una serie de requisitos y aplicar determinadas medidas de seguridad en función del tipo de datos que posean.

A grandes rasgos las obligaciones legales fundamentales son:

  • Dar de alta los ficheros en la Agencia Española de Protección de Datos (AGPD).
  • Redactar las cláusulas preceptivas en la documentación que utilizan para comunicarse con sus clientes.
  • Exigir a sus trabajadores que por escrito aseguren la confidencialidad de los datos que tratan.
  • Asegurar que los proveedores que tengan acceso a los datos recogidos por la empresa estén acogidos a la LOPD.
  • Para empresas que tienen un nivel de datos medio y alto es obligatorio hacer una auditoría cada dos años.

 

Estas auditorias solo pueden llevarlas a cabo empresas homologadas por la citada Agencia Española de Protección de Datos (AGPD).

El no cumplimiento de estas normas acarrea cada vez más frecuentes y cuantiosas sanciones que van, en función de su gravedad, desde los 600 hasta los 600.000 euros. Estas sanciones se tramitan desde la Agencia Española de Protección de Datos.

La mejor manera de adaptarse a esta ley es a través de un servicio de auditoria y adaptación a la LOPD.

La LSSI-CE

La Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico (LSSI-CE) afecta a todas las actividades que se realicen por medios electrónicos y tengan un carácter comercial o persigan un fin económico:

  • Página web de información (con o sin formularios de contactos).
  • Pagina web de comercio electrónico (tienda online).
  • Página web particular con publicidad.
  • Envíos de comunicaciones de carácter publicitario mediante correo electrónico, SMS u otros similares.

Entre las obligaciones para los Prestadores de Servicios de la Sociedad de la Información que incluye la Ley podemos citar a modo de ejemplo:

  • Proporcionar información detallada en la web sobre su titular.
  • Notificar las direcciones y nombres de dominio que se utilicen en Internet.
  • Establecer determinados procedimientos en relación con la contratación de servicios y compra de productos online.
  • Cumplimiento de determinados requisitos en relación con la actividad promocional que se lleve a cabo en Internet, tales como la práctica conocida como SPAM.
  • Deberes de colaboración con las autoridades y órganos diversos perteneciente a la administración.

Servicios y asesoramiento legal

El cumplimiento de las leyes que acabamos de referir requiere un esfuerzo de gestión que puede superar la capacidad de una pequeña empresa o comercio. Por esta razón Klikak ofrece a sus clientes la posibilidad de contratar en las mejores condiciones los servicios de CONVERSIA, empresa homologada líder en España en asesoramiento en materia de protección de datos.
Como parte de ese acuerdo ahora podemos ofrecer una preauditoría realizada por profesionales de CONVERSIA totalmente gratuita para analizar y valorar su grado de cumplimiento de la LOPD.

Comparte

internet y sociedad: 10 claves de futuro

La Fundación Telefónica Ariel publica el 12º Informe sobre la Sociedad de la Información en España. Valioso recopilatorio de cifras y datos acerca de hacía donde va la sociedad española en lo que al uso e implantación de las nuevas tecnologías se refiere.

De una lectura rápida las 10 claves que nos pueden servir para saber hacía dónde vamos:

  1. Triunfa la banda ancha móvil.
  2.  Fin de la era PC; smartphone como estándar de acceso a la información.
  3. Crece el comercio electrónico con un enorme componente social.
  4. Smartcities: un primer paso hacia la Internet de las cosas.
  5. Internet gana en lo profesional.
  6. Contenidos digitales: de la posesión al acceso.
  7. Nace el comunicador digital permanente.
  8. La brecha digital no cesa, crece.
  9. Falla el salto a bolsa de los proyectos digitales: nuevas formas de financiación.
  10. Peligro: demasiada concentración en pocos proveedores.



La animación superior muestra una síntesis de dicho informe.
Fuente y descarga de informe completo

recursos gratuitos para tu ebook

descarga de contenidos digitales

Kiosko digital en Calibre

Imparable; el fenómeno ebook lo invade todo. Dispositivos y contenidos se benefician del boom mediático. Solo falta que la oferta de formatos y plataformas se termine de consolidar para que estemos ante un mercado maduro. Será allí cuando, como siempre, sea el contenido de calidad el que sobresale por encima del ruido.

Pero en ese viaje vamos encontrando pequeñas sorpresas que añaden valor al fenómeno ebook. Os traigo una muy modesta y sencilla pero que a mí me ha parecido de valor. Recordar que ya en otro post hablábamos de que no es necesario disponer de un dispositivo específico para acceder a contenidos digitales, así que si ya dispones de una tablet o de un smartphone este post te interesa:

A partir del famoso gestor de ebooks Calibre podemos acceder y disfrutar a un interesante kiosko de publicaciones periódicas: casi todos los diarios de tirada estatal (El País, ABC, Deia, Cinco Días, Expansión, La Vanguardia) y algunos suplementos como El País Semanal.

acceso al sistema RSS de Calibre

Botón descargar noticias

Calibre nos ofrece además la opción de programar estas descargas en el tiempo (con carácter manual, diario, semanal, etc.).

Cómo acceder al recurso
El uso de la herramienta es sumamente sencillo. En el menú superior disponemos de un botón denominado descargar noticias RSS que nos permite el acceso a las fuentes en función de los idiomas de éstos.

A partir de ahí basta con que seleccionemos el idioma para acceder al listado de publicaciones. Podemos proceder a la descarga inmediata o bien programar una descarga automatizada en el tiempo.

Cerramos el proceso, o bien con la lectura del medio en el propio Calibre, o bien procediendo a transferir esos contenidos a nuestro dispositivo lector.

En definitiva; un recurso sencillo pero de valor para el uso de los dispositivos de lectura.

Y en la web siempre se encuentra

Creo sinceramente en eso de que lo escrito permanece siempre. Mi página en Facebook se llama así y me gusta recordárselo a mis clientes añadiendo además la coletilla y además en internet alguien siempre lo encuentra.

Versión inicial:promesas

Versión final: realidades

Si alguien se lo hubiera recordado a los responsables de la estación de esquí de Candanchú es posible que se hubieran evitado algún disgustillo. A mí, como usuario seguro que me lo hubieran evitado.

La historia es sencilla y con pequeñas variaciones todos las hemos vivido como consumidores de servicios. Compramos un servicio (un abono para acceder a unas pistas de esquí) bajo unas condiciones determinadas.  En este caso lo determinante era que ese abono servía para disfrutar conjuntamente de dos estaciones (Candanchú y Le Somport). Pero  cuando vamos a hacer uso de ellas, donde dije digo digo diego. Que hay que abonar el 50% de una entrada de día (8 euros) porque las condiciones han cambiado. Y así te quedas como un idiota dispuesto, una vez más, a pagar y ser avasallado.

Salvo que pienses, mi caso, que a estos nadie les ha dicho lo de  además en internet alguien siempre lo encuentra y vayas corriendo a ver qué dice la web de la empresa en su sección tarifas. Y ¡sorpresa! allí aparece bien claro: … los abonos de cada una de las estaciones son validos en ambas…

El resto de la historia es de final feliz. Visita a la oficina de atención al cliente, reconocimiento de la realidad y la máxima disposición a tratar de reponer el daño causado. En este sentido solo palabras de alabanza a la gestión del error. Pero cuidado, que las palabras se las lleva el viento.



Kutxa no es Google

Web de la Kutxateka de Kutxa

Web de la Kutxateka

Hoy se ha hecho pública  la existencia del sitio web que permite acceder a la “Kutxateka”. Esta iniciativa de la Kutxa (entidad financiera gipuzkoana) permite el acceso gratuito y la libre descarga de un fondo de más de… 500.000 imágenes (sí, medio millón de imágenes). Esta inmensa colección (que en su conjunto supera el  millón trescientas mil fotografías) recoge el trabajo de varios fotógrafos con material que va desde finales del siglo XIX hasta nuestros días, siendo su parte más numerosa la comprendida entre 1915 y 1970. Estas imágenes muestran aspectos (culturales, políticos, deportivos, sociales) de  la vida de Gipuzkoa a lo largo de todo ese periodo.

Como usuario no puedo dejar de expresar admiración ante semejante tesoro cultural. Insistir en lo de cultural, ya que el uso profesional de las imágenes está oficialmente prohibido. Pero esa admiración no evita también una cierta sensación de decepcionado asombro.

Está claro que la Kutxa no tiene entre sus objetivos ser un agente del universo 2.0. Ni precisa justificar nada ante nadie, pero me asombra la modestia general del lanzamiento en una época en que  lo viral convierte en trascendente cualquier iniciativa que contenga los ingredientes digital+free. No dejo de preguntarme en que lugar del telediario de RTVE habrían dado la noticia (investidura aparte) si el origen de la noticia hubiera sido Google.

Y es que hasta Google parece no querer asombrarse y es muy rácano a la hora de devolver resultados en su buscador (ahora mismo la URL del proyecto no aparece hasta el décimo lugar si buscamos algo tan evidente como kutxateka). Twitter confirma el veredicto, a esta hora de la tarde once (11) tweets hablan (hablamos) del asunto.

Gracias de verdad por el recurso, pero habría que haberlo intentado. El contenido lo merecía.

Evernote, soporte de escritores

A la hora de afrontar la tarea de preparar un contenido para luego publicarlo disponemos de una batería de opciones en lo que a software se refiere. Inicialmente contamos con toda la serie de procesadores de textos tradicionales (Word, OpenOffice, etc.).
A un nivel más elaborado existe un rango de programas que se identifican como “soft para escritores”. Son programas que más allá de soportar el texto permiten una serie de operaciones que facilitan la creación y la gestión de los contenidos que vamos creando.
Estos programas, además de sus características orientadas al procesamiento de textos y la organización de los mismos, cuentan con recursos que ayudan a visualizar conexiones entre los distintos elementos del escrito, manejo de múltiples ventanas, y  uso de comentarios y marcadores.
En este bloque encontramos referencias muy conocidas como el Storyst o Scrivener para Mac o OmmWriter actualmente válido para plataformas Mac y Windows.
En cualquier caso hablamos de soluciones de pago (existen otras gratuitas, es verdad) en ocasiones solo con versiones en inglés y con curvas de aprendizaje no siempre cortas.
Por eso hoy queremos plantear el uso de una herramienta gratuita, con versión en castellano, muy sencilla de usar y que ofrece algunas ventajas que la convierten en una alternativa muy capaz en ese terreno: el popular Evernote.
Evernote es una aplicación que ayuda a recoger, ordenar y gestionar nuestros apuntes. En base a un sistema de libretas, notas y etiquetas permite que dispongamos de toda esa información lateral que vamos recogiendo por ahí (webs de interés, un cartel que nos gusta, un truco aprendido en una aplicación, una tarea, una dirección…) ordenada y siempre a mano.
Es esa capacidad de recoger, almacenar, ordenar y mostrar lo que la convierte en una herramienta válida para la preparación de contenidos:

  • permite estructurar nuestro trabajo y ver fácilmente esa estructura.
  • podemos volcar cualquier tipo de contenido; desde texto excrito, cortado de cualquier aplicación, imágenes de pantalla, fotos, webs, etc.
  • su sistema de etiquetas y de búsqueda facilita la localización de información ya volcada.


Pero sobre todo yo destacaría la sincronización como el elemento más potente que nos brinda Evernote. Como herramienta multiplataforma que es podemos disponer  de ella en cualquier dispositivo con conexión a internet (portátil, smartphone, tablet, etc.) de manera que siempre tendremos a mano nuestro contenido; para añadir cualquier aportación (una foto, una nota de voz…), hacer correcciones, compartir, etc. Bastará con sincronizar luego el resto de dispositivos y ya tendremos actualizada la información.

En este pequeño vídeo podéis ver algunas de las capacidades descritas.

Ebooks; desde la perspectiva del usuario

Ahora: descárgate El hombre que veía sueños en formato epub y disfruta de la lectura digital.

En un post anterior –ebook sobrevivir a formatos y plataformas– vimos cómo era posible acceder y disfrutar de contenidos digitales sin disponer necesariamente de un dispositivo específico de lectura (ebook).
Hoy vamos a ver desde la perspectiva del usuario el acceso, la compra y el disfrute en las grandes librerías virtuales.

aspecto de la librería iTunes

Google
Y para ello comenzamos con el gigante Google y su famosa iniciativa de hacerse con todo lo impreso del mundo.
Inicialmente confuso el acceso a la que se suponía que iba a ser la librería virtual más grande del mundo. Ninguna novedad y la impresión de estar viendo solo partes de libros escaneados. Hay miles de títulos, muy pocas novedades y el acceso es a través de la propia web. Si tienes una cuenta en Google puedes acceder a tus selecciones desde cualquier dispositivo con acceso a la red (igual que el calendario o los mapas). Puedes encontrar una aplicación específica para leer en tu móvil (iPhone, Android)  pero curiosamente si tratas de hacerte con ella no puedes ya que solo está disponible en el Store de Estados Unidos.

Apple
Apple te lo pone claro desde el principio; si quieres disfrutar de sus contenidos digitales tienes que tirar de los recursos de los de la manzana de principio a fin. Para acceder a su fondo editorial tienes que hacerte con el famoso iTunes (gratuito y multiplataforma). Desde allí accederás a una librería que ya va teniendo color. Javier Marías, Umberto Eco, María Dueñas y otros muchos. Precios a partir de los 2,99 y hasta los 16 euros. Pero eso sí, antes de lanzarte tenlo claro. Para disfrutar de la lectura de estos libros necesitas tener o un iPhone o un iPad. Así de claro. Ni tan siquiera con un MacBook Pro te libras. El soft necesario (iBooks, gratuito en la AppStore) solo corre en estos dispositivos. Así de claro.
Si nos hacemos con uno de sus libros la experiencia es Apple 100%. El libro se puede sincronizar automáticamente con nuestro dispositivo y así lo encontraremos en la aplicación. Una vez allí resulta evidente el sistema de navegación. Podemos acceder a nuestros libros aun sin tener conexión a la red.

Amazon.es, librería

Amazon
Amazon nos ha deparado otra de las sorpresas de este pequeño análisis. En Amazon.es te puedes comprar un reloj o un GPS pero no un libro en formato digital. O nosotros no lo hemos conseguido. Así que nos hemos ido a la versión americana pensando en que tarde o temprano la oferta de allí llegará aquí. Allí sí. Bajo el epígrafe de Kindle Books puedes acceder a un nutrido fondo de libros. En inglés claro. Precios desde 0,99 hasta 20 dólares para lo que parece una librería llena de novedades. Si no tienes un Kindle tranquilo. Amazon presenta un recurso –Kindle Cloud Reader– que te permite acceder vía web a tus compras. Así que te puedes animar a comprar. No acepta PayPal. Una buena noticia si tienes descargado la aplicación Kindle en tu iPhone o Android (gratuita) y te registras como los mismos valores de usuario que en la web de Amazon.com accederás desde tu dispositivo a lo comprado en la tienda web.

Varias librerías (FNAC, TodoEbooks, El Corte Inglés, La Casa del Libro…)
Podemos agruparlas ya que todas comparten una solución basada en Adobe Digital Editions. Este software puede ser descargado sin coste desde la página de Adobe y actúa como un gestor de contenidos digitales; permite primero leer, adquirir y descargar el contenido digital. Luego organiza tus libros y documentos en una biblioteca personalizada y por último transfiere los libros digitales de tu ordenador personal a tu dispositivo de lectura o hasta 5 dispositivos validados. La caracterísitca principal de esta solución es que maneja elementos protegidos con DRM (Gestión de Derechos Digitales) que es la herramienta que usan estas librerías para proteger sus libros de copias piratas. Y esa característica es la que complica enormemente la sincronización con otros dispositivos. Adobe anuncia que oficialmente Digital Editions solo es compatible con Sony Reader (aunque puntualiza que trabaja activamente para dar soporte a otras plataformas y dispositivos). En la red es fácil encontrar experiencias de usuarios que han conseguido transferir contenidos descargados en Digital Editions a otras plataformas, pero eso queda fuera de la idea de este artículo y así lo dejamos.

Por último vamos a hacer referencia a una opción que creemos puede ser una solución para cientos y cientos de pequeñas plataformas y que como usuarios nos puede resultar muy interesantes. Son los lugares en los que se nos ofrece (con pago o sin él) la posibilidad de descargarnos contenidos (ficción o no) en formato electrónico. Valga como ejemplo un título editado en formato papel y también en versión electrónica por nosotros: Sobre puentes y secretos de Sergio García.

Sin duda la mejos opción es Calibre. Con esta herramienta gratuita tendremos resueltas muchas de las necesidades que la lectura de formatos digitales nos va a imponer. Es capaz de leer todos los formatos y transmitirlos al dispositivo que deemos (en el caso del iPhone es capaz de sincronizarse con iBooks y depositar allí nuestros libros). Muy destacable la capacidad de pasar otros formatos a formato epub de forma que podremos disfrutar de, por ejemplo, formatos pdf en nuestros lectores de epubs.

Cargos inventados

Nota; antes de comenzar este breve post te pediría un esfuerzo de abstracción. Voy a evitar concretar muchos datos con el propósito de que éstos no puedan llegar a influir en tu opinión, en el dudoso caso de que no conozcas ya la noticia. Al terminar no te costará nada encontrar referencias completas al respecto: introduce en Google inventar responsable digital. Gracias.
La semana pasada saltó a algunos medios de comunicación la noticia de que determinado mandatario de una comunidad autónoma (con una población de más de 7 millones de habitantes) se había “inventado” un nuevo cargo: el de responsable de contenidos digitales. El titular empleaba ese término, “inventado”, con alarde tipográfico y ya en el texto se decía “… el Gobierno se ha sacado de la manga “cargos a medida” para dirigentes de …” refiriéndose a esa responsabilidad.
Más tarde detallaba el cometido asignado al puesto: “asesorar al director general de Comunicación, coordinar y supervisar los contenidos digitales del Gobierno a través de las nuevas tecnologías, participar en la estrategia y la coordinación de la política de comunicación del Gobierno y cualquier otra función de naturaleza análoga que se le encargue”.
Después usaba una fuente anónima (otra fuente decía) para dar más carga a la intención de su artículo: “lo que está haciendo el Gobierno es inventar cargos para colocar a los amiguetes, ya que algunos de los puestos de trabajo carecen de contenido…
Terminaba el artículo exponiendo una serie de supuestos abusos salariales sin relación al tema al que me refiero y contraponiéndolos con las restricciones que sufre esa comunidad en áreas como la sanitaria.
Es evidente que en tiempos de crisis y ajustes a servicios básicos semejantes retribuciones exigen un esfuerzo extraordinario en transparencia, información y concreción. Pero si algo me ha llamado la atención es el esfuerzo que ha hecho el medio (curiosamente un medio digital) en minusvalorar el cometido del cargo. Como si “coordinar y supervisar los contenidos digitales del Gobierno” fuera algo totalmente innecesario. Hablamos de salvarnos de esta infernal crisis por la vía de la excelencia, de la innovación. Exigimos a la administración su modernización y su apuesta por la nuevas tecnologías (egovernment, opengovernment) precisamente para aligerarlas, para acercarlas a nosotros. No creo que reírse, sin más, de una iniciativa que puede ir en esa línea sea la mejor manera de conseguirlo.
¿Y tú, qué opinas?