Skitch de Evernote

Anotaciones y dibujos para transmitir mejor tus ideas


Si eres un fanático de Evernote, o sencillamente te has visto en la situación de querer añadir más información a cualquier imagen, fotografía o formato digital, en Skitch vas a encontrar una herramienta perfecta.

[list type=”check”]

  • Captura imágenes propias o de la web o sencillamente capturas de tu escritorio.
  • Dibuja, anota o incorpora formas diversas (flechas, globos, textos).
  • Guárdalo en diversos formatos como un fichero gráfico, o envíalo a través de múltiples vías (redes sociales, correo electrónico, etc.).
  • Se añade automáticamente a una libreta específica de tu Evernote.
  • [/list]

    Características

    [list type=”check”]

  • Gratuito, solo es necesario disponer de una cuenta en Evernote.
  • Multiplataforma, existen versiones para smartphones y tabletas, además de las básicas para ordenadores de sobremesa.
  • Exporta tus imágenes en formatos png, bmp, tif, jpg, pdf, gif.
  • [/list]


    Más información y descarga

    Google crea Keep

    Google crea Keep¿Conoces Evernote, el popular gestor de notas? Si es que sí ya sabes todo de Google Keep, o casi todo. Por que al final Google ha puesto su mirada (tras el cierre de algunos de sus servicios más populares como Reader) en un servicio que cada vez cuenta con más usuarios.
    Ahora mismo está disponible solo para la plataforma Android, en el store de Google (Google Play) y es accesible desde Drive, el servicio de almacenamiento en la nube.
    El funcionamiento es similar al de popular Evernote y por lo tanto es muy fácil e intuitivo de usar, pero bastante más difícil de explicar.
    Sencillamente creamos notas, bien editándolas desde el teclado, pero también a partir de fotografías, notas de audio, recortes de pantalla, etc. A partir de esas notas podemos crear categorías (listas) donde ordenar esas notas y terminar de darles una estructura lógica. Son herramientas ideales para gestionar por ejemplo tareas, apuntes técnicos, definiciones de trabajos, etc. Al trabajar en la nube y ser accesibles en sesiones de usuario tendremos toda esa información siempre disponible y para cualquier dispositivo.
    Gratuito, igual que Evernote, veremos qué suerte corre esta iniciativa y cómo lograr convencer a los millones de usuarios satisfechos del elefantito verde.

    Facebook (y 3); vender en las redes sociales

    Tercer y último post que dedico al rey de las redes sociales. Tras los:



    Quiero cerrar el ciclo con un breve post acerca del potencial de Facebook como plataforma completa de venta ya que a día de hoy (enero 2012)  es la única red social que permite la gestión completa de oferta, venta y pago de productos.
    Existen plataformas (Magento, Prestashop) de venta online que permiten integrar una parte de una tienda ya existente en Facebook. Puedes consultar ofertas en sitios como Beetailer o Interactiv4.
    También hay desarrollos que publican en Facebook solo la parte de la oferta (usando por ejemplo FBML) y terminan por cerrar el pago y la venta definitiva en el sitio web de la empresa vendedora.
    Yo planteo aquí el caso de alguien que quiere integrar en un único sitio en Facebook una solución global de venta.
    Existen opciones gratuitas como Payvment pero que desgraciadamente ahora solo devuelven desarrollos en inglés. Por lo tanto hay que asumir que para disponer de una tienda operativa en Facebook en castellano hay que pagar (existen modalidades de pago mensual, por volumen de ventas, por número de referencia…). Dentro de las opciones de pago mencionar  VendingBox y PalBin siendo esta última la que me ha parecido más limpia y eficaz.
    Al final el sistema de implantación se basa en la creación de un sitio web externo a Facebook con una alta capacidad de edición. Posteriormente la propia aplicación te pide los  permisos necesarios para que  Facebook le reconozca. A partir de ahí:

    1. Elige la página de Facebook en dónde quieres instalar tu tienda .
    2. Configurar la pestaña que envía a tus usuarios a la tienda.



    Puedes visitar la solución que LetteraPublicaciones está desarrollando en estos momentos basándose en la solución de PalBin.

    WhatsApp; nuestro amigo indiscreto

    Cualquiera diría que tenemos manía a la exitosa app WhatsApp. Nada más lejos de la realidad.
    Pero es curioso como aplicaciones tan aparentemente miradas y remiradas contienen pequeños “errores” de usabilidad que en algún caso pueden suponer algo más que pequeños inconvenientes para sus usuarios.
    En un magnífico blog (http://www.human-computer.net/blog/) descubierto de la mano del experto en usabilidad Jon Parro encontré el primer error. Y es que el escueto, pero efectivo, sistema de indicaciones que nos ofrece WhatsApp puede llevarnos a confusión. Cualquiera pensaría que el juego “un aspita verde mensaje enviado, dos aspitas verdes mensaje leído” no tiene más recorrido.
    Pues resulta que sí pero no. Y así un aspa indica que el mensaje ha sido entregado correctamente al servidor, y dos marcas verdes que el mensaje se ha entregado correctamente al dispositivo destinatario. Pero no necesariamente que nuestro destinatario haya leído el mensaje, tal y como es fácil imaginar.

    Información confidencial en WhatsApp

    El segundo “pero” lo pongo yo aunque ahora (padre de un hijo adolescente) me beneficie de ello. Y es que WhatsApp ofrece una información que pone, al menos en apuros, a la intimidad de sus usuarios.
    Basta con que abramos un chat cualquiera de uno de nuestros contactos para descubrir justo debajo de su nombre una indicación en cursiva “últ. vez hoy a las 12:07” (en inglés last seen at …) Si el usuario está activo esa indicación se convierte en un “online“.
    Esa información contrasta un poco con el carácter confidencial que, en general, nos permiten los dispositivos móviles. Todavía somos relativamente libres de regular nuestros tiempos y gestionar las confirmaciones de la recepción de llamadas, correos o SMS según nuestra conveniencia. Pero indicaciones como la de WhatsApp nos dejan en evidencia al comunicar a cualquiera de nuestros contactos cuándo hemos visitado la aplicación por última vez y dejando plasmado nuestra voluntad de no darnos por enterados.
    Es verdad que esto puede convertirse en una ventaja y facilitar el control de las entradas y salidas de terceros (estoy pensando en menores) en la aplicación dejando constancia del uso real que se hace de ella.